Reflexiones en torno a la Investigación Jurídica, en la FDCS de la UMSNH/ Gabriela Albertina Serrano Heredia

Título: Reflexiones en torno a la Investigación Jurídica, en la FDCS de la UMSNH
Title: Reflexions on Legal Research at FDCS /UMSNH
Autor:  Gabriela Albertina Serrano Heredia1

cijus

Resumen

Para determinar cambios en las legislaciones que vayan acorde a los avances que presentan las conductas de los individuos en sociedad, es necesario contar con juristas con preparación, no basta simplemente con especialistas en tal o cual rama jurídica, que hacen de la abogacía su modus vivendi, sino que se requieren investigadores preparados para exploraciones teóricas basadas en la puesta en práctica del método científico.

El derecho es un producto social, que obliga a investigarlo desde diferentes perspectivas, por la complejidad que ha alcanzado y hace necesaria la preparación de especialistas para su estudio y aplicación.

Con la existencia de la investigación jurídica como una profesión, el jurista debe y tiene que prepararse, aprendiendo técnicas y metodología de investigación del derecho y también, conocer derechos extranjeros, que le permita saber y dominar otros idiomas que se exigen para su conocimiento.

Por sus bondades y trascendencia en el campo del Derecho, la Investigación Jurídica enriquece la infraestructura intelectual del Licenciado en Derecho, permitiéndole, en su formación, entender la fenomenología que existe en el campo del Derecho en su ámbito conceptual, sistemático y epistemológico y le exige, mayores y mejores respuestas a los crecientes y complejos problemas y retos sociales.

Palabras Clave: Derecho, Investigación, Investigación Jurídica,

Abstract

To determine changes in the laws that go in line with the advances that have the behavior of individuals in society, it is necessary to have lawyers with preparation, not enough simply to specialists in this or that legal branch, which make their modus vivendi law but scans prepared based on theoretical implementation of scientific researchers are required method.

The law is a social product, which forces the right to investigate from different perspectives, the complexity that the right has reached, which requires the preparation of specialists for study and application.

With the existence of legal research as a profession, the lawyer must and must be prepared, learning techniques and research methodology of law and also, meet foreign rights, to let you know and master other languages that are required for knowledge.

For His goodness and importance in the field of law, the Legal Research, enriches the intellectual infrastructure enabling Law Degree, in their training, understand the phenomenology that exist in the field of law in its conceptual, systematic and epistemological field and demands greater and better answers to the increasingly complex problems and social challenges.

Keywords: law, research, legal research

SUMARIO: I. La Investigación Jurídica, II. Estudiar para hacer investigación, III. El Presente de la Investigación Jurídica en el CIJUS de la FDCS de la UMSNH, IV. Conclusiones, V. Referencias Bibliográficas

  1. La Investigación Jurídica

El conocimiento científico, a través de los siglos, específicamente a partir de la Edad Media, se ha fraccionado, apareciendo distintas disciplinas como la sociología, la antropología, la psicología, la economía, el derecho, entre muchas otras; que contribuyen a permitir observar a los fenómenos sociales, no puramente económicos o puramente jurídicos, sino integrar el conocimiento para hacerlo más adecuado para la comprensión del fenómeno que se estudia.

Todo fenómeno jurídico, para su estudio, requiere y debe ponderar tres grandes planos epistemológicos del Derecho: el normativo-institucional, el deontológico-axiológico y el antropológico-sociológico, que señalan la estrecha relación de la ciencia jurídica con otras áreas del saber, como son la Filosofía, la Sociología, la Antropología, la Psicología, la Historia y la Economía, con las que además de correlacionarse, llega a compartir saberes.

De la mano del desarrollo social aparecen continuamente temas que resultan novedosos en la investigación y que muchos aún no han sido explorados ni investigados, mismos que coexisten con temáticas que son inagotables por la diversidad de perspectivas que soportan y con materias que se renuevan y avanzan constantemente, lo que obliga al Derecho a responder a las problemáticas y requerimientos vigentes en la sociedad y en momento determinado.

Recordemos que el Derecho es un hecho, una obra humana estimulada por la conciencia de necesidades en la vida social, “obra producida bajo forma normativa que en su función para satisfacer esas necesidades intenta hacerlo de acuerdo con la realización de unos valores específicos (Recaséns, 1991:40) tales como la justicia, la seguridad y el bien común, los cuales son producto de una determinada cultura y de determinadas circunstancias sociales, económicas, demográficas, políticas o etnográficas (Fernández B.J., 2002: 5).

La importancia de la Investigación Jurídica o también denominada Investigación en el Campo del Derecho, como la define Jaime Giraldo Ángel al considerar a la Investigación Jurídica como “la metodología o procedimiento utilizado por los abogados para resolver los problemas que se le presentan en su práctica profesional a partir de los principios normativos existentes (Giraldo, 1999:53).

La Investigación Jurídica puede ser Científica o No Científica. La Científica tiene por objeto la búsqueda de un saber adicional al ya existente. La No científica busca adquirir conocimientos recurriendo directamente a las fuentes, aquí investigar es redescubrir verdades ya existentes (también llamada investigación bibliográfica) y también, resolver cuestiones que plantea la práctica jurídica, la cual no tiene finalidad científica, se propone sencillamente indagar por el sentido de la norma, sus antecedentes, opiniones y fundamentos, para precisar su aplicación a partir del análisis y calificación de los hechos (Giraldo, 1999:10).

En la práctica jurídica, es necesario el manejo de las fuentes del conocimiento del derecho «la Constitución, la Ley, la Jurisprudencia, los Códigos, los Tratados Internaciones y demás constructos bibliográficos», el conocimiento de la metodología del derecho «Civil, Penal, Constitucional, Procesal, etc.»; además, implica aprender a hacer crítica jurídica, a partir de la precisión, el rigor de las ideas, la argumentación y el método de exposición. Por ejemplo: la Reforma Penal entrada en vigor.

En la Ciencia Jurídica, las técnicas de investigación vienen dadas por el Método Científico, entendido como “la sucesión de pasos que se deben dar para descubrir nuevos conocimientos, o los pasos que se llevan a cabo para confirmar las hipótesis que implican o predican conductas de fenómenos desconocidos hasta el momento” (Tamayo, 1996:25).

Ejemplo es que el estudio de un “caso jurídico” es totalmente diferente al estudio de un “caso en materia de ciencia jurídica”, pues el primero tiene por objeto lograr un fallo favorable, es decir, obtener una declaración de autoridad que beneficie el interés del que enfrenta el caso jurídico.

En contraposición, el estudio de un caso en materia de ciencia jurídica, busca resolver problemas desde la teoría y la práctica jurídica con miras a crear nuevo conocimiento, es decir, nuevas teorías, ya que la esencia de la ciencia jurídica es primordialmente cognoscitiva, no normativa (García Leal, 2005:2). Ciencia jurídica que adopta enfoques históricos, sociológicos, antropológicos o filosóficos.

El Derecho es producto de la investigación socio-jurídica que se dirige a crear postulados normativos (normas) que vienen a constituir el derecho positivo, al poner de frente a la ciencia jurídica con respecto a la realidad social. En materia de derecho, la ciencia jurídica investiga los hechos de la realidad y los elementos aportados al caso por el sistema jurídico, donde aparecen los problemas que deben ser solucionados desde el derecho, como son la realidad normativa, el ordenamiento jurídico, la práctica judicial, la política jurisdiccional de Estado, la realidad jurídico social, las leyes de desarrollo social, etc.

La investigación jurídica tiene necesidad de la interdisciplinariedad, donde el investigador analiza, deduce, infiere, por eso es que la investigación tiene que ser realizada por gente capacitada para ello.

  1. Estudiar para hacer Investigación

La máxima “la ignorancia de la ley no excusa de su cumplimiento” aumenta su valor en el universo jurídico de tal magnitud, que es imposible conocerlo en su cabalidad (normas Constitucionales, Leyes, Reglamentos, Tratados, Jurisprudencia nacional o extranjera, etc.).

Esto hace necesaria la vocación para la investigación: la actividad requiere de ciertas aptitudes que tienen que ver con hábitos, procesos mentales e intereses particulares o sociales. En efecto, la investigación requiere de una gran disciplina que tiene que ver con hábitos que riñen con los normales en el ejercicio de la profesión de abogado, es decir, mientras que para el ejercicio de la profesión se requiere de una gran sociabilización, cuando más se tenga una buena “cartera de amigos, de relaciones”, más aumenta el éxito del profesionista; por el contrario, para la labor del investigador, se realiza el trabajo de manera solitaria, de trabajo en las librerías o en los archivos y en ejercicio de reflexión que requiere una gran concentración, divorciada de las actitudes de reuniones sociales. Por supuesto, una vez que el investigador redacta los resultados de su trabajo, viene una etapa “social” de discusión de lo que encontró; de sociabilizar el conocimiento realizado (IIJ, 2000:80).

Es importante reconocer que hay profesores que son excelentes divulgadores orales del conocimiento, pero no son capaces de escribir una sola línea, porque para hacerlo, se requiere de actitudes y habilidades determinadas, que son indispensables para la investigación.

El investigador debe tener un espíritu crítico de la realidad, si no lo hace, sólo tendrá posibilidad de adecuarse a la realidad sin poder plantearse problemas a investigar y también, deberá tener capacidad de abstracción e imaginación para plantearse posibles escenarios o hipótesis para resolver los problemas que se plantea, para lo que debe aprender y desarrollar, aparte de los métodos y técnicas de investigación, habilidades propias de un investigador.

El científico del derecho, no sólo sistematiza el conocimiento jurídico, sino identifica las virtudes y defectos del sistema jurídico y propone soluciones para subsanarlos.

Los estudios de Doctorado tienden a la formación de investigadores que rebasan las exigencias de un trabajo en aparato estatal o en la práctica profesional. Para la práctica profesional en un despacho, no se requiere del título de Doctor, sino que el éxito en un asunto, requiere de resolver asuntos o dar la asesoría idónea. El grado de doctor probablemente perfile a quien lo estudió a obtener un perfil diferente al que le sea requerido para un empleo determinado.

Es menester señalar que, la tesis de doctorado, que permite culminar con los estudios de posgrado, no es el fin de la preparación de los investigadores, sino el inicio de la carrera de un investigador, si se trata de una verdadera carrera de investigador; contrario al fenómeno que actualmente vivimos con la masificación de los doctorados, donde se genera como consecuencia que se carece de suficientes tutores, una baja calidad en las tesis doctorales, un predominio existente de sistematización de información ya existente (que tiene su virtud) y muy pocas investigaciones de punta que permitan resolver o dar soluciones precisas a fenómenos sociales, en este caso jurídicos, que requieren de una pronta solución.

Esto no significa que estudiar un doctorado sea inútil, al contrario, lo principal es la introducción a la investigación jurídica, estudios que permiten la creación de los altos cuadros en investigación y de investigadores que requiere el país.

Un Doctorado, no tiene por objeto la transmisión de conocimiento, sino que el estudiante aprenda habilidades para hacerse del conocimiento, para análisis, reflexión, crítica y creación de nuevo conocimiento, por lo que requiere:

FUENTE: Elaboración propia. 2015.

  1. El Presente de la Investigación Jurídica en el CIJUS de la FDCS de la UMSNH

La Investigación en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, específicamente en el Centro de Investigaciones Jurídicas y Sociales CIJUS de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, ha venido desarrollándose en base a áreas de investigación y de proyectos específicos e individuales, que permiten una mayor amplitud en la temática y la vinculación con otras áreas del conocimiento; interactuar con otros especialistas que manifiesta la necesidad del trabajo interdisciplinario que genere la profesionalización del trabajo del investigador.

El trabajo de Investigación en el Centro de Investigaciones Jurídicas y Sociales CIJUS ha cuidado estar ad hoc con las líneas de investigación y de los investigadores integrantes, para así garantizar que existan tutores con conocimiento en el tema de investigación del estudiante, tanto de Licenciatura como de Posgrado, que puedan apoyar el crecimiento en investigación del estudiante y que lo mismo no degenere en una explosión de posgraduados que, en virtud del número, pongan en peligro la calidad del propio posgrado, lo que permite que los investigadores, transmitan su experiencia en el Posgrado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

Por tanto, esto obliga a la búsqueda de un cambio; cambiar la manera particular y tradicional de trabajar del jurista, que es individual y en algunos casos ajeno a los fenómenos sociales, partiendo de leyes, artículos de leyes que no expresan algo más que su significado.

El Centro de Investigaciones Jurídicas y Sociales, por sus siglas CIJUS, tiene su origen a finales del año de 2006, integrado inicialmente por 4 investigadores titulares, Doctores Héctor Pérez Pintor, Héctor Chávez Gutiérrez, Jean Cadet Odimba On’Etambalako Wetshokonda y Jorge Álvarez Banderas y 2 investigadores honoríficos.

Inicialmente se llamó Centro de Investigaciones Jurídicas. Actualmente lleva el nombre de Centro de Investigaciones Jurídicas y Sociales y cuenta con 30 Investigadores integrantes, que poseen estudios de posgrado, realizados en universidades mexicanas y/o extranjeras que desarrollan diversas líneas de investigación del área jurídica.

El Centro de Investigaciones Jurídicas y Sociales CIJUS, trabaja en áreas de conocimiento de Derecho Privado, Derecho Público, Derecho Social y Ciencias Sociales. La principal labor de los investigadores es participar en eventos académicos, dictar conferencias, publicar artículos, realizar asesoría de tesis e impartir cursos o clases. En ese orden jerárquico, nos permite afirmar que únicamente se realiza la actividad de divulgación, sin dejar de reconocer la gran labor de destacados compañeros investigadores que les ha merecido reconocimientos, a nivel Nacional e Internacional.

Es menester también, comentar que, la Legislación Universitaria señala que los académicos, profesores de Tiempo Completo y Medio Tiempo, deberán realizar, entre sus áreas sustantivas, la investigación, misma que en sentido operativo, es regulada, vigilada y evaluada por la Coordinación de la Investigación Científica de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; por lo que, a continuación se presenta la historia de desarrollo de Proyectos de Investigación a cargo de titulares investigadores miembros integrantes del CIJUS y profesores en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

Historia de Proyectos de Investigación

de la FDCS

aprobados por la CIC de la UMSNH

PROYECTO

DE

INVESTIGACIÓN

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2013

2013

2014

2015

2016

Proyectos de Investigación aprobados por la CIC de la UMSNH

1

1

1

2

6

8

9

13

13

26

Corresponde a los Investigadores del

CIJUS

8

7

13

Posgrado

2

3

6

FDCS

3

3

7

FUENTE: Elaboración propia. 2015.

CIC = Coordinación de la Investigación Científica

UMSNH = Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

FDCS = Facultad de Derecho y Ciencias Sociales

Estadística representativa de Proyectos Aprobados por la CIC

FUENTE: Adaptada de la Información del Departamento de Planeación y Programación de la Coordinación de la Investigación Científica, 2015.

Lo anterior, refleja la necesidad de que, todos los investigadores integrantes del Centro de Investigaciones Jurídicas realicen investigación y obliga a todos, a trabajar aún más en Investigación, a sumar y participar más para y con los estudiantes y a divulgar sus investigaciones; así como a buscar y generar redes interdisciplinarias de conocimiento que coadyuven a la interdisciplinariedad del conocimiento para enriquecer la investigación jurídica.

También, a generar redes de relaciones institucionales útiles para la preparación de los futuros estudiantes de posgrado en el área jurídica, haciendo estancias temporales en otras Universidades del país y del extranjero.

  1. Conclusiones

Al hablar de Investigación, es obligada la distinción entre el oficio de aplicar el Derecho y el quehacer de pensar el Derecho.

La principal finalidad de todo centro de investigación en el campo del Derecho, deberá ser, consolidar un verdadero centro de pensamiento jurídico, que arroje soluciones a los problemas sociales reales de la actualidad y visualizados para suceder en un futuro no muy lejano.

Corresponde a todos los Investigadores integrantes del Centro de Investigaciones Jurídicas y Sociales de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, trabajar y participar en proyectos de investigación jurídica que permitan visualizar el umbral de soluciones reales a problemas sociales vigentes.

  1. Referencias Bibliográficas

FERNÁNDEZ Bulté, J. (2002). Teoría del Derecho, La Habana: Félix Varela

GUADARRAMA, P. (2006). Fundamentos Filosóficos y Epistemológicos de la Investigación, La Habana: Félix Varela

GIRALDO Ángel, J., et. al. (1999). Metodología y Técnica de la Investigación Jurídica, Bogotá: Librería Profesional

IIJ. (2000). El Derecho como Ciencia Jurídica, México: UNAM

MEDAWART, P. B. (1982). Consejos a un joven científico, México: Fondo de Cultura Económica

RECASÉNS Siches, L. (1991). Tratado General de Filosofía del Derecho, México: Porrúa

SÁNCHEZ Vázquez, R. (1998). Metodología de la Ciencia del Derecho, México: Porrúa

TAMAYO, M. (1995). La Investigación. Serie Aprender a Investigar, Cali: ICFES

—————- (1996). El Proceso de Investigación Científica, Cali: LIMUSA

1* Doctora en Ciencias, Profesora-Investigadora adscrita a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Miembro y Secretaria Técnica del Centro de Investigaciones Jurídicas y Sociales en la Facultad de adscripción. Perfil PROMEP, SEP; Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, NIVEL I, CONACYT, México. [gabyalbertina@hotmail.com]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: